Jul
21
2020

IoT en COVID – 19: Gestión de Dispositivos y Seguridad


La telemedicina nunca ha sido tan útil. La pandemia de COVID-19, tiene a gran parte de la población en cuarentena y con un sentimiento de incertidumbre significativo. Se ha evidenciado que el teletrabajo, el delivery y la telemedicina (relacionada al COVID y a su tratamiento) son capacidades vitales para disminuir el stress en las personas. A medida que crece el esfuerzo para realizar más diagnósticos y consultas a distancia, debemos asegurar que los dispositivos, junto con sus protocolos de seguridad y datos utilizados, se implementen y perfeccionen.

Basado en lo anterior hay que tomar en consideración:

  • Validación clínica: ¿Mide el dispositivo lo que dice medir y es relevante para la población objetivo?
  • Seguridad: ¿El producto está diseñado de forma segura? ¿Hay una lista de lo que fue usado para hacer el software? ¿Cuál es la política de divulgación?
  • Derechos y gobernanza de los datos: ¿Quién tiene acceso a los datos recopilados por el dispositivo y cuándo? ¿Pueden los usuarios encontrar una política de privacidad fácil de entender?
  • Utilidad y usabilidad: ¿Cómo se usa o uso de la herramienta? ¿Cuál es la duración de la batería? ¿Hay soporte técnico?
  • Viabilidad económica: ¿Cuál es el beneficio neto frente al costo del dispositivo? ¿Es una tarifa única o el costo de una suscripción?

 

Una de las ideas centrales que subyacen a la inclusión de los elementos de seguridad y privacidad de datos es que todos los dispositivos conectados pueden experimentar fallas de seguridad, pero esas fallas no deben causar daño. Otra es que, cuando se trata de dispositivos que pueden afectar directamente el bienestar de un paciente, debe elevarse la vaya en los estándares para probar su seguridad y vulnerabilidad. Del mismo modo, se debe considerar ‘qué datos’ se comparten en caso de que dichos datos se vean comprometidos.


Hoy existe un desafío para conectar dispositivos de medición con el software hospitalario existente, para luego incorporar datos de los registros médicos de los pacientes al flujo de la consulta. La mayoría de las prácticas médicas y los hospitales aun están atrapados integrando datos a mano o a voluntad de su principal proveedor de software de registros médicos. Todo esfuerzo orientado a que los datos del paciente fluyan sin problemas ayudarían a aumentar la usabilidad de los datos del sensor conectado, pero esa facilidad de uso también abre riesgos en torno a la seguridad y la pérdida de datos. Por ello es importante responder eficientemente a las interrogantes que planteamos en este articulo.

Hay mucho tema de debate en relación a estos conceptos, al margen de ello es vital presentarlos a los consumidores, médicos y encargados de formular políticas en la medida que nos embarcamos en una nueva era de prestación de servicios de salud.


Únete a la Conversación

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Campos requeridos están marcados *