Ago
19
2019

Inteligencia Artificial: ¿Reducción de Personal o Transformación a Mano de Obra Especializada?


La aceleración de la tecnología ofrece ventajas que inciden directamente en la productividad del trabajo y en mejores resultados de las estrategias empresariales. Para obtener estos resultados y ventajas las empresas deben pensar en: renovar sus modelos de negocios, optimizar sus estructuras organizacionales y desarrollar competencias en su capital humano.

Estas modificaciones son una mezcla de nuevas tecnologías y competencias en los trabajadores, lamentablemente las empresas pretenden que las competencias de su personal se adecuen con la misma rapidez que presentan los cambios tecnológicos. La Inteligencia Artificial (IA) es uno de esos cambios donde la aplicación de tecnología puede relacionarse al reemplazo de la mano de obra humana, si no se desarrollan capacidades en la fuerza laboral. Este temor acompaña a las sociedades desarrolladas desde hace mucho tiempo, y seguramente sucederá a medida que los sistemas de Inteligencia Artificial (IA) sean más sofisticados mientras no se adecuen las habilidades de los recursos humanos. El estudio global de Accenture PLC en más de 1,000 grandes compañías que ya usan o prueban sistemas de Inteligencia Artificial, ha identificado el surgimiento de categorías enteras de nuevos tipos de trabajos que solo pueden ser realizados por humanos. Estos roles no reemplazan a los viejos: son novedosos y requieren de habilidades y entrenamiento sin precedentes .


El estudio de la referencia indica que se presentarán los siguientes tipos de trabajos, que apoyarán la presencia de los sistemas de Inteligencia Artificial (IA); 1. Trabajos en que los seres humanos orientarán a los sistemas de IA cómo deben funcionar. Esta función la podemos observar en los chatbots de servicio al cliente que actúan como asistentes virtuales. Aquí podemos mencionar a Siri de Apple, Cortana de Microsoft y Alexa de Amazon, los cuales requieren ser preparados. 2. Conjunto de roles conformado por seres humanos que ayudarán a revisar aquellas decisiones que ha sido tomadas por la IA pero que van en contra de la sabiduría convencional. Estos roles se encontrarán de mayor manera cuando la IA se aplique de manera masiva. 3. La última categoría de nuevos trabajos identificados por el estudio mencionado será el de los ‘Sustentadores’. Ellos ayudarán a garantizar que los sistemas de inteligencia artificial funcionen según lo planificado y que las consecuencias imprevistas se aborden con la urgencia adecuada, lo cual es crucial. De hecho, el efecto de muchas de estas nuevas posiciones puede representar un aumento de la fuerza laboral actual que lentamente reemplazará los trabajos tradicionales. Dónde y cómo se capacitará a estos trabajadores siguen siendo preguntas abiertas. Es importante que las empresas cuenten con socios estratégicos que han formado mano de obra preparada para el diseño, desarrollo e implementación de técnicas de Inteligencia Artificial.


Únete a la Conversación

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Campos requeridos están marcados *